España y Canarias:

Si hacemos caso a las decisiones adoptados por los periódicos “El Mundo” y “Marca”, Canarias no es España. Bueno, realmente en una decisión resultado del sistema automático de detección de IP de sus sistemas, posiblemente suministrado por la principal compañía de vídeo del mundo. El caso es que los usuarios canarios nos quedamos perplejos ante la prohibición de ver los documentos en formato vídeo: “Este contenido sólo puede verse desde España“, es lema del agravio.

No dudamos que existan dificultades técnicas para obtener todos los rangos de IP que operan en el Estado Español. El mayor proveedor de cuentas para Internet, Telefónica, dispone de conocimiento preciso de sus direcciones, y lo mismo pare el resto de grandes operadoras, por lo que nos cuesta pensar el que el tema sea 100% tecnológico.

Los sistema de análisis WEB de Emira detectan con gran fiabilidad la procedencia de la IP de los visitante superpuestos en ciudades. Por tanto, no comprendemos la causa última de semejante conducta discriminatoria.

Mucho tenemos todos que mejorar para evitar errores de esta naturaleza. Desde Emira comprendemos las razones técnicas pero somos conocedores que más allá de las columnas de Hércules también hay vida inteligente: no podemos ver los goles de la jornada… -esto es broma pero tiene moraleja -.

Más preocupante es la automutilación en el campo de las tecnologías en Canarias. El problema adquiere una dimensión dramática cuando somos los canarios quienes rechazamos las tecnologías de IPTV por considerarlos “un producto para un futuro alejado”. No somos, en ocasiones, conscientes de que diferentes accesos al mundo tecnológico ocasionarán diferentes grados en el desarrollo social y empresarial. Mientras que “El Mundo” y “Marca” cierran el rango de IPs por exceso de clientela, aquí pensamos que el CD Tenerife o SD Las Palmas no la tendrán jamás. Por ahora, usted no verá los goles de los equipos canarios en baja calidad en la prensa de la parte exterior del Estado, pero tampoco podrá ver en “calidad bien resuelta” en casa y desde casa.

Protestemos por los de fuera y de camino reflexionemos los de dentro.

Las preguntas

Tenemos mucho que aprender, me refiero a a Emira TV. En el actual estado de la publicidad más vale empezar a buscar la forma de conectar las experiencias de los viajeros con el lenguaje y código publicitarios. La época en que la publicidad se describía en términos de un lenguaje universal ha desaparecido y ha sido reemplazado por una superposición de mensajes en las que se representan las distintas formas en que las personas pueden sentir su periplo turístico. Existen turistas que nunca realizarían algunas de estas preguntas y las respuestas a otras serían distintas.

Aunque parezca poco creíble es factible agrupar en tendencias los grupos de respuestas a las cuestiones representadas en la imagen de arriba – que son sólo una fracción pequeña de lo fundamental -. La forma en que van ha ser resuelta por los turistas se denomina expectativa que pueden ser negativa, neutra o positivas. Las expectativas son la sustancia de la publicidad del turismo y una buena campaña tendría que aportar una previsión creible de cómo va a quedar resulta en su destino.

  1. ¿Qué expectativa tiene sobre un viaje a Marruecos? ¿y a Egipto?
  2. ¿Cómo describiría su experiencia en el sur de Tenerife o gran Canaria?

La diferencia entre las expectativa y las conductas en cada grupo social de turistas son una medida del éxito de la campaña. Una baja expectativa puede ser fácilmente satisfecha y útil publicitariamente, pero apenas tendría valor de cambio en la elección del destino. Seguiremos en otro momento.

Project – Direct.= Concurso de Cine

La montaña se mueve. Google – Youtube ha preparado un concurso patrocinado por HP: se trata de la creación de un corto de cine al que se accede por subscripción libre. El impacto previsible rondará los centenares de miles creadores cautivados con la idea de promocionarse en la vía informativa más importante. Para Google es sólo un paso más en su línea de promover un estilo de publicidad novedoso.

Google no es TVE o Tele5; no realiza concursos para famosos. Programa eventos abiertos en los que los cualquier usuario registrado – todos tiene la misma probabilidad de ser aceptados – puede convertir su expectativas de reconocimiento en el ”mundillo del cine“. La dirección de la publicidad fluye serenamente entre las mentes de los usuarios de Youtube y en cada tramo dado (con la participación) se producirá una ligazón entre ellos y la marca patrocinadora: HP. Las impresoras ya vendrán después.

El mecanismo publicitario seguramente tendrá vida propia y dibujará trayectorias impensadas. El ganador (él o ella) será un ser anónimo con un talento asombroso. Este dato nos dice que la publicidad en las redes se basa en principios que aún guardan cierta dosis de componente alquímico. La marca discurrirá ente millones de personas. Hay quien no entiende este principio. Volveremos con estas ideas en los próximos días.

Por ahora un comentario. Modelo Tele5, A3 o TVE: llamarán a unos famosos y tratarán que los contenidos publicitarios – tabulados por líneas de exposición calculados – queden asociados al poder seductivo del actor de moda o al seductor con pretensiones de ser reconocido en la categoría de semi héroe mitológico: famoso. En el fondo nos consideran estúpidos. La nueva publicidad es otra. Reconoce la parte inteligente y creadora de la mayoría y se acopla a los grupos de personas con intereses reales.

Es cierto que en última instancia la nueva publicidad es también interesada, pero se deriva del colectivo.