Cerebroscopios: N-EUROS

La era de la aplicación de las técnicas de neuroimagen a la publicidad a llegado. Según BusinessWeek , expertos del mundo del registro cerebral son consultados para obtener registros de como el cerebro reacciona ante los mensajes publiciutarios. Algunas empresas como Viacom ya han diseñado servicios relacionados con el mundo del cerebro.

El mecanismo es bien sencillo: neuromarketing usa tecnologías de punta como formación de imágenes por resonancia magnética funcional (FMRI) – junto con técnicas clásicas como los electroencefalogramas más convencionales (EEGs) – observan qué áreas del cerebro “Se activan” cuando los sujetos de prueba, ven, escuchan, incluso oler, oler productos promocionales.

“Usted alguna vez consigue el presentimiento escalofriante de que los anunciantes saben cómo poner un nudo en su garganta, motivar la fidelidad a una marca subconsciente, o hacerle la boca agua? Sólo espere: podía ponerse peor”.

El estudio de la discrepancia entre: (a) el juicios verbal y (b) la respuesta emocional y cognitiva registradas conducen los ingenieros del marketing – esto se complica tanto que tendremos que estudiar en la facultad de medicina e instalar un acelerador de partículas en el garaje de la empresa – para determinar el valor real de un anuncio más allá de las consideraciones éticas, estéticas o subjetivas que el espectador declare. Las variables (a) subjetivas y las (b) fisiológicas no tienen por que ser coincidentes. Es factible que alguien no sienta miedo consciente pero sin embargo “sude de miedo”.

“Podemos ver la discrepancia entre lo que usted dice y lo que su cerebro dice, y reducir el margen de error.”

El neuromarketing brinda la posibilidad tentadora de una manera cuantitativa de evaluar la eficacia inconsciente de anuncios, las banners, y los logotipos antes de emitirse. La actividad de regiones como los Nucleo Accumbens – una de las estructuras relacionadas con la motivación y el placer – y la Corteza de Prefrontal – relacionada con la decisiones y la evaluación – proporcionan a los investigadores una perspicacia de cómo los consumidores responden.

Las pruebas realizadas sobre contenidos publicitarios nos dejan ya algunos datos: las marcas de alcohol activan más el cerebro que publicidad de la “Cruz Roja” o “Amnistía Internacional”. Empresas como Nike o Colgate Palmolive ya han contratado estos servicios. Si está interesado le sugerimos reserve una cantidad de euros no inferior a 160.000. No se alarme, se puede obtener registros muy valiosos tal como indicamos en este “post” anterior. En esencia y con una reducción de datos se puede hacer una investigación equivalente por 1/100 del costo.

La ciencia ha llegado a la publicidad. Otro día hablaremos sobre la previsible repercusión en la estructura de las empresas publicitarias y en las prácticas del marketing.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: