Cuando el medio y el mensaje son marcas.

El post de hoy es especialmente lúdico. Es una representación de lo que pasa por la cabeza de alguien cuando percibe un anuncio de un producto entrelazado con un medio que es otra marca: un paraíso turístico realmente atractivo tipo “Costa Adeje” que es publicitado en Youtube. En un sentido más amplio podría trasladarse al caso del Real Madrid y “Bwin”, o Barca y “Unicef”.
Metáfora: La imagen visual que más se aproxima al concepto que tratamos de desarrollar es lo que ocurre en mente cuando contemplamos una librería especializada en un barrio de actividades confusas, supongamos: a) algo de “top manta”, b) teatro en la calle, c) grupos ambulantes de músicos que tocan cada uno una canción distinta y al unísono, cuya melodía es irreconocible porque todos se “tapan”, d) sexo de alquiler y e) personas con un megáfono vendiendo marcas de coches a la caza de un cliente con un vehículo para el desguace inmediato.

Youtube es obviamente un sistema de visionado de vídeos que permite instalar ficheros audiovisuales y catapultarlos a lo largo de la imaginaria gran avenida. Llegado el momento, usted como observador es capaz de extraer sin esfuerzo el significado de cada acción particular que ocurre en la avenida hasta construir un mapa completo de los horarios y los lugares. Siguiendo con la metáfora usted podrá pensar que: “Esta calle es muy concurrida, montaré aquí mi librería de poesía sufí, un destino fértil para un viaje con la imaginación”. Puede agregarse a la fiesta de Youtube si es consciente que va ser visionado gratuitamente siempre que grite mucho, utilice colores atractivos o tenga un primo especialista en marketing que le eche una mano. Sus clientes verán su librería en el contexto que ha planificado.

Conclusión I: El cliente. Para cada evento bien ubicado en el espacio y el tiempo usted es capaz de realizar una extracción de significado (o análisis semántico) en las dimensiones primarias de “lo bueno” / “lo malo”. La valoración de la librería podría ser buena o deseable si le gusta leer, pero sin duda le afectará “la suma de las partes”. Usted publicita un paraíso justo donde confluyen todos los caminos: el infierno, otros paraísos, jardines de las delicias, idearios políticos o cursos de “ganchillo en sociedad”. Estará de acuerdo que sus vecinos ayudarán escasamente a informar de su exquisito concepto de la poesía, especialmente si al lado le colocan una tienda de revistas de informática avanzada.

Conclusión II: Su marca. Mucho de lo que se considera malo acabará transfiriéndose por arte de magia (o de la estructura semiótica del mensaje) a su imaginaria librería que se convertirá en algo ‘porno’, algo ‘oportunista’, algo más sublime pero en un sentido diferente al que siempre deseó.

Anuncios

Una respuesta to “Cuando el medio y el mensaje son marcas.”

  1. Anonymous Says:

    Joder, ¡¡que bueno es este post!!.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: