Datos Emocionales III: Razonadores Emocionales.

1.Las emociones.
En  anteriores post hemos expuesto algunas características de los datos emocionales: (a) no hay proceso mentales normales sin emociones, esto incluye los procesos contenidos en la categoría genérica de “pensamiento”, (b) las emociones pueden cuantificarse tras el análisis de las respuestas de un usuario de PC de forma análoga a cualquier otra actividad humana, (c) las emociones son un tipo respuestas fisiológicas del organismo que se disparan ante la presencia los estímulos circundantes al entorno técnico del ordenador e internet, y (d)  es un eje determinante en procesamiento de información, una posición jerárquica alta y muy rápida que condiciona la posición de los demás tipos de de datos.
Las pruebas desde el campo de las neurociencias, en concreto de las ciencias sociales neurocognitivas son tan abundantes y contrastadas que simplemente lo consideramos un hecho incontrovertido para el actual nivel de desarrollo científico.  Tiempo atrás,  se pensaba que la razón era el elemento objetivo  y decisivo en las tomas de decisiones acertada: el modelo racionalista que piensa que los humanos estamos provistos de un pensamiento definible en leyes lógicas universales, en términos de algoritmos matemáticos. La acción racional exitosa consiste en extirpar las “torcidas inclinaciones animales”, inevitables fuentes de error. Para el racionalismo, una representación correcta de la realidad – como la que podría llevarle al éxito en la inversión bursátil – pasa por pausado análisis racional  las partes aisladas que componen un problema. Para los racionalistas razón y emoción son facultades irreconciliables. Esta es la aproximación que atribuyen los lectores ingenuos de la obra de  R. Descartes, El autor del “Tratado del Método” pero también  “Les Passions de l’âme”, indebidamente traducida como “el tratado de las pasiones”, publicada  en Holanda por Louis Elzevier y en Francia por Henri Le Gras en 1749  poco antes de la  muerte del autor. Este punto de vista está encarnado en la actualidad en diferentes campos de conicimimiento: La “Teoría de los Juegos”, “el modelo del homo economicus” en el mundo bursatil, o la “Robótica”, todos son fieles retratos del racionalismo.
Comúnmente aceptada en Occidente, el racionalismo es el núcleo mismo de la cultura tecnológica, punto de vista que se mantuvo hegemónico hasta el 2000, en el que el gran público fue impactado por las obras de “El Error de Descartes” (1997) de Antonio Damasio, “El cerebro emocional”(1996)  de Le Doux,  con el pensamiento simplificador y divulgador  de D. Goleman en “La inteligencia emocional” (1999), y especialmente con la sutil obra de Daniel Kahneman  ”Judgment Under Uncertainty: Heuristics and Biases” (1982) junto a  Slovic y Tversky en las que las tendencias de procesamiento lógico se mezclan con el pensamiento no lineal. En España, el filósofo Antonio Marina ha reflexionado sobre las emociones, mucho y bien, inspirado en las tesis de la neurociencia con especial referencia a especial R. Sperry.  En los últimos 15 años la lectura del papel de las emociones ha emergido desde las neurociencias hasta reclamar un papel parecido a la razón como factor codeterminante en la toma de decisiones y en la representación y planificación cognitiva. Quizás comprendamos mejor la naturaleza de la acción el día que decidamos acabar con el dualismo emoción vs racional.
2.Los sistemas complejos, incluido los ordenadores,  son  percibidos  como si tuviesen mente,  como si tuviesen intencionalidad e inclinación emocional.
El segundo aspecto interesante para atrapar el tema de las emociones en internet es la llamada “Teoría de la Mente”: atribuir pensamientos e intenciones a otras personas, incluso primates o ordenadores, con la finalidad de hacerlas más predecibles y comprensibles. Pocos datos nos permiten elaborar una hipótesis compleja sobre la vida social. Nuestro cerebro está preparado ara actuar en un  entorno deficitario de datos.
El cerebro es, una un órgano biológico que establece niveles confiables de predicción para enfrentarse a la incertidumbre del entorno. Pensamos que las cosas complejas tiene alma o mente porque esto nos permite utilizar nuestra inteligencia social en búsqueda de regularidades, para “anticipar una jugada dos o tres turnos por delante”. La habilidad para comprender y predecir la conducta de otras personas, establecer inferencias válidas acerca del grado de conocimientos, sus intenciones y sus creencias de los demás es también un dimensión imprescindible para entender la interacción humana con las máquinas complejas. Usted dispone de teorías de la mente social de la personas y cosas complejas,  dispone de  estructuras cerebrales que sustenta la teoría de la mente en diferentes planos: (a) en el  reconocimiento facial de emociones, (b) en el sistema de creencias, (c), en el lenguaje social y  (d)  en la búsqueda de empatía. Esta es la causa de que susurre sus pensamientos al ordenador.
Es curioso. Incluso en los momentos en los que la cultura tecnológica del siglo XXI o el pensamiento de cálculo de medios y fines propio del utilitarismo radical del XX, incluso en estos momentos,  los humanos continuamos “enchufados” con el chip de la “Tª social de la mente”. La fábrica de la evolución natural nos ha hecho así. Nos emocionamos, establecemos criterios de relevancia fisiológicos que determinan la dirección hacia la que apunta toda la maquinaria inteligente y lógica de la mente, eso que llamamos “las leyes del pensamiento lógico” o la “inteligencia formal” que el cerebro es capaz de desplegar. Usted resuelve con más o menos inteligencia lo que desea, lo que tiene valor emocional.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: