IPTV: Reedición.

Hace más de un año escribimos:

Ya ha pasado los tiempos en que el formato de la televisión convencional era un atractivo “per se”. Multitud de estudios recientes demuestran la aparición de un proceso inadvertido pero transformador en el que confluyen –entre otros- varios factores:

(a) La televisión genérica está sufriendo una fractura generacional importante. Como medio de masas que aglutina de forma homogénea varios sectores de la sociedad esta llegando a su fin. En una lectura muy simplificada, podríamos afirmar que la TV reduce su masa hasta presentarse como el medio preferente de mujeres adultas de nivel social medio-medio y medio-bajo. Evidentemente se trata de una descripción esquematizada pero no cadente de realidad. La rápida deserción de jóvenes y sectores sociales con nivel académico y renta económica medio y medio alta se presenta como un factor intranquilizarte para la práctica publicitaria y de marketing.

(b) Los gustos de la audiencia se desplazan desde los programas con contenidos genéricos hasta contenidos cada día más especializados. En el nuevo escenario de la televisión, las programaciones muestran signos evidentes de segmentación y microsegmentación a la par de agotamiento. Vivimos la paradoja por las que las televisiones generalistas programan contenidos de amplio rango sociológico porqué son mayoritarios y estos mismos programas alejan una parte de los “otros” televidentes. Parece que las TV se ven incapacitadas para afrontar retos diferentes. Es muy probable que televisión tradicional no pueda sobrevivir a su actual estructura: mientras se adapta al gusto mayoritario más se aparta de la nueva sensibilidad emergente. En este punto basta decir dos palabras para mover a la reflexión: “Salsa Rosa”.

(c) De forma casi simultánea, la exposición a las pantallas se verá condicionada por el nivel especialización y temática de los contenidos. Debido a los niveles de formación cultural creciente, la televisión adquiere un sentido medio de conocimiento frente a la información genérica y deberá afrontar las exigencias más intelectuales de la población. (d) En este nuevo contexto las estrategias publicitarias indiscriminadas serán menos toleradas y, en sentido contrario, se demandará publicidad consentida, o bien, cuya eficacia se sustente en procesos de aprendizaje incidental o relacional. Por cierto: el Share no mide sino lo que le interesa medir, no registra los efectos adversos de la publicidad tradicional y ha desarrollado un modelo inteligente del impacto publicitario más allá del número teórico de exposiciones, como si el televidente fuera una máquina registradora de supermercado.

(e) El elemento dominante ya no es telemando y su efecto zapping. No estamos ya en la época en las que los estudios de audiencia dilucidaban los cambios puntuales en la botonera en el momento de la publicidad, la pérdida de audiencia o la cuota de retorno. En este momento, lo que se dilucida son otras realidades: ¿Cuáles son los medios alternativos? y ¿cuáles son los contenidos que desea? El zapping era recurso escapista para una época en transición. Al respecto, los teóricos e investigadores de la audiencia pensaban que el zapping iba a constituir el comportamiento normal indeseado durante un largo periodo; era una especie de amenaza con la que había que aprender a convivir e incluso dominar mediante la modificación del spot publicitario hasta llegar a ser un sucedáneo del “cine de aventuras”. La realidad se presenta bien distinta: el telemando importa bien poco y sólo adquirida sentido en la medida de que se transforme en un Joystick en una plataforma multimedia. Existen pocas alternativas y desde Emigra TV pronosticamos a medio plazo la aparición de la “publicidad pagada” o “abonada” al televidente.

(f) La perspectiva local municipal, e incluso residencial, irá constituyéndose como el eje atencional de los nuevos televidentes que se decantan por contenidos cercanos y significativos: “te damos 2 euros si… “. Cambios sociales y consiguientes alteraciones en el entorno tecnológico parecen ser las piezas maestras de este nuevo envoltorio de la televisión para los próximos años. Si hemos transmitido adecuadamente nuestras ideas –son las de muchas personas más- es posible un hallar sano escepticismo que cuestione el mito de la universalidad del astro rey como medio de difusión masiva. Emira TV no tiene soluciones, ni aporta recetas pero es cierto que hemos aportado por una perspectiva bien diseñada para ganar oportunidades en un contexto muy “revuelto”. Nuestra nueva mentalidad queda resumida en los siguientes puntos:

(1) Las distancias entre las grandes empresas y pequeñas de los medios técnicos de difusión se verán reducidas gradualmente. El cambio de soporte de difusión aéreo al cable ADSL o red inalámbrica supone de inmediato la práctica igualdad entre operadoras televisivas locales, nacionales e internacionales. Pequeñas pero talentosas empresas podrán responsabilizarse de los objetivos de comunicación de las grandes compañías por un costo 500 veces inferior y una eficacia incomparable mayor. Creemos no estar equivocado si sostenemos que las empresas podrán optar a desarrollar sus propias plataformas con una estrategia de outsourcing.

(2) Emira TV apuesta por la investigación como ventaja adaptativa en las decisiones empresariales ante la encrucijada actual: la intensa competencia bien merece aventurarse en la obtención de datos científicos que se presenta como un factor decisivo.

(3) Una estrategia comunicativa independiente que opere en comunión con la sociedad del conocimiento tendrá éxito si se prepara gradualmente para la elaboración de bases de datos muy fiables con un sistema de obtención artesanal y poco estandarizado.

(3) Internet no es la solución; es el medio en el que se resolverán las campañas comerciales, en el que ganarán o perderán guerras. Como realidad tangible es evidente que internet condiciona la vida de los ciudadanos e imponen nueva las nomas del juego empresarial. Buscar la leyes del flujo informativo en la red local mantendrá una posición de preferente definitiva a una escala superior.

(4) La televisión por internet o IPTV será la variante más atractiva para la comunicación en ausencia de “otras formas inteligentes” aún no previstas en una o dos décadas más. En su esencia, combina los recursos de interactivos sin restricciones con el efecto camaleón y versatilidad que le ofrece sus bajos costos. Habrá TV mientras la colectividad humana elija el lenguaje cinematográfico como el transporte privilegiado.

(5) Aquellos que piensen que la TV convencional redifundida por internet alcanzará las cuotas de eficacia perdidas asumen un grave error de planteamiento. La IPTV debe asumir una estrategia de comunicación radicalmente diferente, anillarse sello de identidad claramente diferenciado del de la era del ‘tubo catódico’ -entre los años 70 y primera década del siglo XXI-. Lógicamente, en Emira TV no conocemos exactamente “por donde van o vienen los titos” pero hacemos lo posible que nuestro soporte tecnológico sea algo más que un medio tonto de transmisión. Este es el legado de google para las nuevas empresas.

Se ha exagerado el papel dominante de Internet hasta la saciedad, y se ha omitido en idéntica proporción cuales serían las estrategias de investigación y marketing en una especie de ceguera colectiva. Quién diga que internet es presente y futuro transmite una perogrullada: supongo es que como si alguien nos dice que “en el campo de plantan las papas”, lo cual nos causaría perplejidad por la candidez de su mensaje. Todos hablamos de internet y pocos se preocupan de las estrategias comerciales, exentos de supersticiones y mitos en el que la IPTV jugará un papel interesant

Anuncios
Publicado en IPTV, Marketing. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: