Ley Sinde: Versión finales de 2010

Derechos de Propiedad vs Derechos de Información.

¿Desaparecerá la mitad de las creaciones culturales o aparecerán otras nuevas manifestaciones? ¿Han desaparecido los libros? ¿Ha aumentado la venta global de discos? ¿Hay más producción cinematográfica que nunca? No podemos obviar las interrelaciones entre la divulgación pirata y el fortalecimiento de la demanda cultural. Al respecto, dos reflexiones rápidas.

Primera; Quizás la forma en que circulan los productos culturales no ocurra en este momento conforme a  las prácticas económicas habituales. Más que adaptar el flujo de información a los contenidos  propietarios, quizás la solución pasa por buscar nuevas formas de comercialización.

Segundo; El acceso masivo a la información propietaria ha elevado las exigencias del consumidor que ya no se conforma con un éxito mediocre entre una docena de temas musicales o la enésima versión del mismo disco. Muchas cosas que se vendían simplemente no ya valen dada la visión panorámica y de contraste  que ha aportado internet a la población. La difusión abierta aporta al creador el beneficio de llegar más lejos. Los productos comerciales tendrán que adaptarse a los nuevos ordenes de comunicación o desaparecer. Es posible que en  el siglo XXI los productos culturales válidos sobrevivirán mejor. Los malos menos. ¿Cuánto de satisfactoria es su creación? ¿En cuánto valora la divulgación no comercial de su obra? ¿Qué sería sin ella?