15 mayo 2011: Investigación

España parece ser el país de los sucesos emergentes y aparentemente imprevistos.  Protestas electorales contra el PP del 11 de marzo  del 2004 y ahora el denominado fenómeno de los indignados del 15 de mayo 2011 son dos ejemplos. Ambos casos están unidos al uso de las nuevas tecnologías de comunicación, mensajes tipo “T”, tipo twitter o SMS que provisiona la respuesta de  grupos  sociales abiertos y aceleran los procesos de constitución y modulado. Hemos expuestos en numerosas ocasiones la naturaleza de este tipo de mensaje: https://emiratv.wordpress.com/2009/06/09/twitter-mensajes-t/ , por primera vez en 2009 y también hemos realizado análisis sociales para clientes sobre los sistemas de propagación en los que se analiza los mensajes. Ya no se desconoce en sus dimensiones pragmáticas de comunicación en el que transcurren estos secesos.  En este tipo de mensaje, la rapidez, la brevedad del mensaje y el soporte móvil constituyen un rasgo semiótico original.

Lo mismo sucede en el mundo árabe aunque el caso  España es trasladable a sociedades democráticas desarrolladas y por tanto es objeto del máximo interés. Lo es tanto, que hemos identificado mensajes en la prensa internacional dedicado a  desinformar a sus ciudadanos locales de la verdadera magnitud y características  del nuevo caso español.

Se podría deducir estos fenómenos a un principio muy sencillo: no hay conciencia compartida sin tecnología social de interconexión. La idea es muy sencilla. Sus repercusiones notables.

En estos momentos, les puedo asegurar que la red resultante de las interacciones de 15 de mayo está siendo uno de los sucesos más investigados del planeta. Miles de servidores sacan en este momento humo en la búsqueda de un sociograma activo de los mensajes tipo “T”, líderes, agrupaciones, nodos, concentraciones, contracciones, sincronías, expansiones, semántica interna, remplazos, estudios de identidad social, en definitiva investigaciones de modelización social: la creación de un infonoma social. Geolocalización más estudios de  frecuencias, y numeración de terminales telefónicas bastan para obtener información suficiente para entender las claves del suceso y quizás, manipularlos, bien apresurarlos o hacerlos más lentos, incluso reproducirlo o lanzarlo casi a voluntad.

Lo más triste es que jamás accederemos a esta meta información. Es cara, no es pública, es silenciosa. Aporta ventaja. El análisis de redes sociales científicos lo ejercen los que necesitan mayores cotas de poder en el ámbito privado mientras  la investigación universitaria se dedica a los “pajaritos preñados” y sus manifestaciones. Pocas empresas, la nuestra es una de ellas, han desarrollado una metodología de investigación compleja sobre sucesos de esta naturaleza. Hasta donde tengo conocimiento, ninguna pública si exceptuamos los servicios de inteligencia.

Como investigadores sociales sentimos entusiasmo. Como actores sociales desarrollamos preocupación porque la lógica social de los sucesos emergentes, la física de la ola social que desemboca en las playas del activismo social, sea diseccionada infinitesimalmente, mientras la población ignora y olvida. Cada SMS, cada mensaje Twitter sea escrutado y conectado, se establecerán criterios de peso y relevancia, se propondrán sistema de representación matemática basado en grafos activos y dinámicos, se dilucidará las microtendencias afirmadas y las abortadas, y la manera en que han circulado y confirmado. Cada grano de significado del mensaje será explotado al máximo. Se identificarán líderes positivos y negativos, se observarán y detectarán sujetos relevantes en “el mundo de las miradas”, más allá de internet, y su correlato en la manifestación digital. Se establecen ya patrones de funcionamiento de la corriente social, combinando diferentes sucesos, en el tiempo ya la geografía… . Inevitable.

Tsunami móvil

El  medio  electrónico Gigaom presenta los datos de Cisco referentes al crecimiento de gigabytes en el mundo entre el 2010 y 2015. La irrupción del los móviles y las tabletas en el estilo de vida de la población, conectada permanentemente, disparará las cantidades de consumo por persona, y por ende, la medida total de exabites consumidos. Netflix y Apple serán dos de los responsables del aumento, pero no es más que la avanzadilla de  cambios profundos. En otro post, comentaremos la relación, obvia por otro lado, entre este tema y la polémica por la neutralidad de las redes por internet; por ahora basta decir, que en cinco años tendremos – nos vemos tristemente obligados – que optar por canal privado de transporte  y pagar por el uso preferente de la red para funcion ar el primnera velocidad. Imagínese cientos de webs como youtube, en competencia y  en simultaneo, un sistema que gestionará  5.000 mill0nes de conexiones  móviles  y un caudal abrumador de datos . Hasta el día de hoy Youtube no ha sido rentable económicamente.

 

 

Un par de datos tomados literalmente de las fuentes de Cisco que no necesitan ser interpretados por la contundencia con la que se expresa el primer especialista mundial en bases de datos y redes :

  • “Móvil se prevé que representan el 66 por ciento de todo el tráfico de datos móviles para el año 2015, el aumento de 35 veces desde 2010 hasta 2015, la mayor tasa de crecimiento de las aplicaciones de datos móviles en el seguimiento de Cisco VNI móviles mundiales de datos de tráfico Pronóstico.
  • El tráfico móvil procedentes de dispositivos de tableta se espera un crecimiento de 205 veces desde 2010 hasta 2015, la tasa de crecimiento más alta de cualquier categoría de dispositivos de seguimiento.
  • El tráfico mundial de datos móviles aumentó 159 por ciento respecto al año calendario 2009 para el año calendario 2010 a 237 petabytes al mes, o el equivalente de 60 millones de DVDs.
  • El tráfico mundial de datos móviles creció 4,2 veces más rápido que el tráfico mundial de datos de banda ancha fija en 2010.
  • El tráfico mundial de datos móviles en 2010 era tres veces el tamaño de todo el tráfico mundial de Internet (fija y móvil) en el año 2000.
  • Los teléfonos inteligentes, computadoras portátiles y otros dispositivos portátiles unidad serán más del 87 por ciento del tráfico móvil mundial para el año 2015″

La mayor magnitud de crecimiento estará en el vídeo. Las complejidades técnicas del mismo determinarán gran parte de la política de costos.

Respecto a las perspectiva de tráfico transcontinental, Cisco prevé un  aumento muy importante para África y oriente medio que adquirirá una cifras semejantes a Japón o América Central y del Sur. Buenas noticias para el proyecto D-Alix, El Data Center de Canarias.

 

En definitiva, los cambios  en el tipo de hardware, a la par que lo nuevos hábitos de comunicación permanente de los habitantes del planeta serán los responsables del crecimientos de 92% del caudal de exabytes en la red mundial en sólo cinco años, sólo en el capítulo  “mobil device”. El volumen podrían duplicarse si los hábitos de los consumidores avanzan hacia la autoproducción de contenidos, una cuestión difícilmente discernible en un mundo donde los contenidos bajo demanda normalizados (por micropago) serán muy accesibles.

 

Rumores.

La noticias está en los medios: las personas usuarias de internet son más sensibles a los bulos y manifiestan dificultades para diferenciarlos  de la noticias objetivas. La causa es obvia: la red es un fenómeno más social. La forma en que se desarollan y adquieren las creencias en el ámbito de la interacción social difiere sustancialmente de la asimilación en solitario o en pequeños grupos a través de canales legitimados.

Un rumor es una afirmación sobre un hecho supuesto que se difunde entre distintas personas y contiene información sin verificar que se da por cierta. El rumor  aumenta de incertidumbre de las personas. Mientras más importante es, mayor recorrido y profundidad en la dinámica social adquiere. Lo más increíble es que por su propia naturaleza expansiva o propagativa existe una tendencia a considerar verdadero un bulo cuanto mayor dimensión tiene. Los “bulos” o “rumores” son inevitables cuando menos reglado es el contexto donde se activa. Estos datos se conocen con claridad desde 1962 en la que  el psicólogo social Gordon Allport y publicó la “Psicología del Rumor”. Es interesante destacar tres cuestiones: (1) las personas no hacemos gran cosa por corregir el déficit de información o la desinformación, simplemente nos sumamos a la “tendencia mamífera de la mayoría”; (2) en general, las creencias sociales se substraen al proceso de verificación definitiva, son consentidas por el amparo social que le precede. (3) no es fácil cambiar, neutralizar o substituir por un enfoque neutral y objetivo  un rumor. Hay que actuar con celeridad frente al rumor.

Los rumores atacan a los problemas reales o imaginarios más importante del momento,  inyectando incertidumbre en diversas fórmulas maestras: “alarma”, “provocación”, “malestar”, “temor”… . Los bulos son ricos en “emociones disposicionales” – Datos E en nuestra terminología – siendo procesos eficientes para crear una conexión social, una “empatía emocional” en grandes grupos de personas con el chip dominante de  razonadores mamíferos sociales.

Los rumores no son poca cosa: suministran las claves semánticas para interpretar hechos sociales novedosos y orientarse, preparan las conductas antes los contextos en los que el repertorio tradicional no estaba preparado. Los rumores son formas de construir creencias rápidas  a través de la difusión abierta  en contextos personales e informales, es decir, casi todos los que usamos, incluido las redes sociales de internet. Simplifican, pero tienen la pegada de la receta, de una breve e intensa ráfaga.

La rumorología se amplifica por tres factores: omisión de datos contrarios, la acentuación de los congruentes con el rumor, y la asimilación de los datos reforzados socialmente. Internet es social. Ahora internet se muestra como un medio rápido y eficiente en la propagación de rumores. Mientras más social es internet, más potencial de difusión masiva, para deslizar ruido entre las noticias. Los niveles de ilustración del personal, los hábitos de contrastación de las fuentes y datos, la búsqueda de fuentes alternativas se ve reducida notablemente en una red social primaria tipo “myspace” o “tuenti”. Blogs sin fundamento, “anafabestias” de la red con respaldo social encuentran un cauce ideal para un “ideario de medias verdades” bulos que producen alarma social, exclusión forzosa de personas e ideas, marcas que trabajan “por debajo de la cintura” a otras marcas, partidos que orquestan oleadas de rumores… .

Estos fenómenos están asociados con la naturaleza social primitiva de nuestro cerebro. No debe considerarse algo referente al medio técnico. En internet las noticias fluyen; tanto las que se han surgen desde medios que actúan con criterios profesionales periodísticos, como las que ha nacido en el “consciencia colectiva de internet”, el enjambre social, desde una especie de mente colectiva primaria de la especie, poco dado a la deontología profesional o seguir razonamientos conforme las leyes  lógicas.

La propagación de ideología barata, fragmentos de ideas disparatadas que incluyen orientaciones y valores “poco adecuados” con los que enfrentarse  a acontecimientos relevantes  es una manifestación de la forma en que los humanos funcionamos. La rapidez del mensaje y la capacidad para replicarse son abono inmediato para los bulos, en internet y fuera de él. Lo bueno del tema, es que el antídoto  contra la desinformación tipo “bulo” podemos encontrarla haciendo click  dos enlaces abajo. El peligro, desde nuestro punto de vista, sería convivir con una red censurada o unidimensional  – hay quién dice que esto ya ocurre -, una red con pocas fuentes y además filtradas. Una pesadilla.

Los bulos también tiene mucho de pensamiento visual  (powerpointismo), ideas  soportadas por iconografía es acrítica,  por lo general, una simplificación excesiva. Es persuasivo. Es  seductor. Detrás de un bulo hay, simplificación deliberada, infografía atractiva aptas para sincronizar la mente social. El nazismo nació con bulos. El paso de un “bulo” a un “estereotipo completo” depende del número de repeticiones y del tiempo.

ADN Digital – Sexo: Datos E-S

Ya hemos hablado en otros ocasiones del infonoma o ADN Digital. Describe las porciones de información que se pueden obtener de los agenets sociales a partir de los razonamiento estadísticos y modelos relacionales  matemáticos. Hemos dedicado a algunos post a presentar a su principal divulgador  S. Baker, narrador de éxito de un proceso silencioso que se mueve en la epidermis del hecho que narra. Un detalle, cada día es más inutil la distinción entre real y digital. Sea lo que sea su infonoma es “una sóla cosa” con presencioa en el mundo de “las miradas cara a cara” o en twitter. Sobre el sexo por ahora sólo diremos que es un tipo privilegiado de datos emocionales, es decir,  de los datos tipo E que hemos tratado en anteriores posts.

“El Infonoma es un tipo de (1) matriz de datos agrupados en factores comunes que (2) podrían explicar y predicir las tendencias en formas de leyes acerca del comportamiento social complejo (3) y estilo del procesamiento de información de las personas. Como conjunto factores determinantes, el infonoma se expresa en la variabilidad de comportamientos controlados por el ambiente y adquiridos por aprendizaje, o por la co-incidencia entre el ambiente y los genes – esto salio muy largo, lo siento- . Al igual que el genoma, los factores infonómicos muestran elementos centrales y comunes susceptibles de variaciones para adaptarse a un entorno complejo y cambiante. Son las leyes del comportamiento social. Las ciencias sociales clásicas y las neurociencias sociales aún no han alcanzado el grado de madurez necesario para formular principios sobre la vida social equivalentes a las leyes genéticas y el ADN. De todas formas, empezamos a detectar las expresiones conductuales del infonoma a través de los estudios antropológicos y ahora, muy especialmente, a través de los estudios cuantitativos recopiladas en claves de las acciones registradas de forma electrónica, un ilimitada fuente de datos de cuya investigación aflorarán regularidades en la comprensión de la acción humana. Si se pregunta quién busca las claves infonómicas la respuesta es sencilla: Google. ¿Cómo? el principio es sencillo: por la secuenciación recursiva de datos con algoritmos matemáticos. ¿Qué aporta la red a la comprensión del infonoma humano?: 1. Series de datos tabulados en un lenguaje matemático que crecen con un patrón exponencial, convergen y pueden ser centralizados. 2. Variedad de tipos de datos independientes entre sí. 3. La posibilidad de dirigir o focalizar el aparato de investigación hacia áreas concretas o ampliar la búsqueda hacia nuevos datos con un poder de discriminación y selección sin parangón. Con los estudios de “Data Minnig” o “ingeniería del conocimiento” es probable que encuentren expresiones regulares en la nube de datos almacenados en la red. Cuando tenemos el placer de exponer estas ideas expertos en la red, nuestros interlocutores dan por sentado que postulamos actividades de prospectiva de datos como (a) la “detección tendencias” por un incremento de frecuencias, o quizás (b) la anticipación de “escenarios posibles” por la presencia de nuevas interacciones estadísticas entre variables. Muy al contrario, entendemos que la búsqueda de segmentos infonómicos se caracteriza por enunciar constantes en el tiempo histórico e independiente del momento sociocultural que puedan desplegase con flexibilidad. El conocimiento de usted como agente social, el rastro de datos que concentran los sistemas informáticos no es esencial para la el infonoma de la especie. Es el sumatorio del rastro informático de millores de personas, de sus trazos o aventuras en la red, elementos en suma que interesan realmente. El mejor de su infonoma de un individuo concreto no es el objetivo inmediato. Los datos de infonoma trascienden el ámbito de la privacidad aunque parte de la recolección de datos privados. El problema Google no se halla en el ataque a la privacidad. La escala de problemas es superior. Cierto es que el beneficio económico de empresas de “Ingeniería del Conocimiento” como Google sin duda extraerá una buena parte del análisis de prospectiva, o de la venta de base de datos ‘churrasquera’. Sus beneficios son de otra naturaleza.” Emira TV

El sexo forma parte de la naturaleza de las especies vivas, por tanto también de las especie humana. Hemos dedicado cientos de horas en recoger información sobre la actividad sexual en la red para preparar un serie de artículos sobre losn Datos E – Sexual y hemos llegado a una conclusión lamentable: no existen investigaciones de envergadura sobre los hábitos sexuales en la red. Prácticamente, existen miles de noticias sobre la casuística sexual  y casi ninguna investigación unificadora de las conductas sexuales en la red. Tres son, al menos, las causas: (A) La consideración de lo que internet es virtual, y lo virtual no es real plenamente !?, (B) Problemas en la metodología de investigación científica y en las decisiones para formular hipótesis correctas y (C) La naturaleza del sexo como eje de investigación se encuentra lejos de ser aceptada con garantías en la comunicac científica con talento, un siglo después de S. Freud.

sexo_estadistica_2

El caso es que no hemos encontrado aportaciones científicas del primer nivel al tema del sexo, más bien nos tropezamos con una hilera interminable de noticias sobre aspectos fragmentarios. La dimensión real de la sexualidad en internet es fácilmente entendible a través una herramienta de google para encontrar tendencias. Sex es el término más buscado en  la mayoría de categorías del buscador google y el término estrella en todos los paises con niveles de  censura altos o en fase de desarrollo económico bajo, en los que constituyen el 90% de las búsquedas en la red.

En otros post seguiremos con nuestro razonamiento.

Datos Emocionales III: Razonadores Emocionales.

1.Las emociones.
En  anteriores post hemos expuesto algunas características de los datos emocionales: (a) no hay proceso mentales normales sin emociones, esto incluye los procesos contenidos en la categoría genérica de “pensamiento”, (b) las emociones pueden cuantificarse tras el análisis de las respuestas de un usuario de PC de forma análoga a cualquier otra actividad humana, (c) las emociones son un tipo respuestas fisiológicas del organismo que se disparan ante la presencia los estímulos circundantes al entorno técnico del ordenador e internet, y (d)  es un eje determinante en procesamiento de información, una posición jerárquica alta y muy rápida que condiciona la posición de los demás tipos de de datos.
Las pruebas desde el campo de las neurociencias, en concreto de las ciencias sociales neurocognitivas son tan abundantes y contrastadas que simplemente lo consideramos un hecho incontrovertido para el actual nivel de desarrollo científico.  Tiempo atrás,  se pensaba que la razón era el elemento objetivo  y decisivo en las tomas de decisiones acertada: el modelo racionalista que piensa que los humanos estamos provistos de un pensamiento definible en leyes lógicas universales, en términos de algoritmos matemáticos. La acción racional exitosa consiste en extirpar las “torcidas inclinaciones animales”, inevitables fuentes de error. Para el racionalismo, una representación correcta de la realidad – como la que podría llevarle al éxito en la inversión bursátil – pasa por pausado análisis racional  las partes aisladas que componen un problema. Para los racionalistas razón y emoción son facultades irreconciliables. Esta es la aproximación que atribuyen los lectores ingenuos de la obra de  R. Descartes, El autor del “Tratado del Método” pero también  “Les Passions de l’âme”, indebidamente traducida como “el tratado de las pasiones”, publicada  en Holanda por Louis Elzevier y en Francia por Henri Le Gras en 1749  poco antes de la  muerte del autor. Este punto de vista está encarnado en la actualidad en diferentes campos de conicimimiento: La “Teoría de los Juegos”, “el modelo del homo economicus” en el mundo bursatil, o la “Robótica”, todos son fieles retratos del racionalismo.
Comúnmente aceptada en Occidente, el racionalismo es el núcleo mismo de la cultura tecnológica, punto de vista que se mantuvo hegemónico hasta el 2000, en el que el gran público fue impactado por las obras de “El Error de Descartes” (1997) de Antonio Damasio, “El cerebro emocional”(1996)  de Le Doux,  con el pensamiento simplificador y divulgador  de D. Goleman en “La inteligencia emocional” (1999), y especialmente con la sutil obra de Daniel Kahneman  ”Judgment Under Uncertainty: Heuristics and Biases” (1982) junto a  Slovic y Tversky en las que las tendencias de procesamiento lógico se mezclan con el pensamiento no lineal. En España, el filósofo Antonio Marina ha reflexionado sobre las emociones, mucho y bien, inspirado en las tesis de la neurociencia con especial referencia a especial R. Sperry.  En los últimos 15 años la lectura del papel de las emociones ha emergido desde las neurociencias hasta reclamar un papel parecido a la razón como factor codeterminante en la toma de decisiones y en la representación y planificación cognitiva. Quizás comprendamos mejor la naturaleza de la acción el día que decidamos acabar con el dualismo emoción vs racional.
2.Los sistemas complejos, incluido los ordenadores,  son  percibidos  como si tuviesen mente,  como si tuviesen intencionalidad e inclinación emocional.
El segundo aspecto interesante para atrapar el tema de las emociones en internet es la llamada “Teoría de la Mente”: atribuir pensamientos e intenciones a otras personas, incluso primates o ordenadores, con la finalidad de hacerlas más predecibles y comprensibles. Pocos datos nos permiten elaborar una hipótesis compleja sobre la vida social. Nuestro cerebro está preparado ara actuar en un  entorno deficitario de datos.
El cerebro es, una un órgano biológico que establece niveles confiables de predicción para enfrentarse a la incertidumbre del entorno. Pensamos que las cosas complejas tiene alma o mente porque esto nos permite utilizar nuestra inteligencia social en búsqueda de regularidades, para “anticipar una jugada dos o tres turnos por delante”. La habilidad para comprender y predecir la conducta de otras personas, establecer inferencias válidas acerca del grado de conocimientos, sus intenciones y sus creencias de los demás es también un dimensión imprescindible para entender la interacción humana con las máquinas complejas. Usted dispone de teorías de la mente social de la personas y cosas complejas,  dispone de  estructuras cerebrales que sustenta la teoría de la mente en diferentes planos: (a) en el  reconocimiento facial de emociones, (b) en el sistema de creencias, (c), en el lenguaje social y  (d)  en la búsqueda de empatía. Esta es la causa de que susurre sus pensamientos al ordenador.
Es curioso. Incluso en los momentos en los que la cultura tecnológica del siglo XXI o el pensamiento de cálculo de medios y fines propio del utilitarismo radical del XX, incluso en estos momentos,  los humanos continuamos “enchufados” con el chip de la “Tª social de la mente”. La fábrica de la evolución natural nos ha hecho así. Nos emocionamos, establecemos criterios de relevancia fisiológicos que determinan la dirección hacia la que apunta toda la maquinaria inteligente y lógica de la mente, eso que llamamos “las leyes del pensamiento lógico” o la “inteligencia formal” que el cerebro es capaz de desplegar. Usted resuelve con más o menos inteligencia lo que desea, lo que tiene valor emocional.

Mosquitos y Emociones: Datos “E” – 2ª parte-

Unas de nuestras aficiones no confesas es el seguimiento naturalista de las hormigas, los estudios mirmecológicos de campo.  Durante años 7 años hemos dedicado una parte del tiempo libre al estudio de campo de la “Crematogaster alluaud” en los bosques de Tacoronte. Es fácil identificarla porque tiene cabeza y el tórax de color rojizo, y una parte del abdomen  – llamado gastro – de color casi negro. Su hábitat natural son los pinares expuestos al sol en cuya cercanía pueden localizarlas sin dificultades, sobre todo si hay arbustos con pulgones o amplias zonas con riqueza floral. Les encanta la melaza fabricada de los pulgones, a los que ordeñan, transportan y protegen, y el néctar de las flores. 130 millones de años contemplan a las hormigas, al verdadero rey de la evolución, con una biomasa aproximada entre ± 10% y 15% del total de la masa animal en los ecosistemas terrestres – una cantidad superior a 10.000 trillones de unidades. Todo sin conciencia individual, con un diminuto cerebro de 250.000 neuronas, un raquítico 6% respecto al tamaño del cuerpo – 0,33 miligramos -,  frente a las 90.000.000 millones de neuronas del Homo Sapiens 2. Pero nuestro post no va de hormigas.

Tratamos de presentar alguna información que no ayuden a entender los datos “E”, las emociones humanas. Para ello nos serviremos de los insectos voladores de la orden de los dípteros, suborden nematóceros, familias culícidos: el terrible “parásitos hematófago” llamado mosquito. Francamente, no tenemos muchos conocimientos sobre los mosquitos pero nos lo hemos pasado muy bien documentándonos sobre el mayor “depredador en serie” de la naturaleza.

El campo sensorial de los mosquitos es amplio: visual, táctil, detecta infrarrojos, excelente rastreador bioquímico y hipersensible a la vibración sonora que puede modular con sus alas.  La historia es la siguiente. Desde hace meses teníamos dos preguntas por responder: (a) ¿Por qué los seres marinos que viven en profundidades abisales no mueren “aplanados” por la presión marina?  – el medio interno celular y el externo se igualan por procedimientos poco conocidos –  y  (b) ¿Por qué el mosquito no es un depredador silencioso? Con respecto a la segunda pregunta no he encontrado respuesta clara en los textos ni en los amigos expertos consultados aunque hay uniformidad sobre por qué emite un sonido tan característico. Parece lo mismo pero no lo es. El sonido es fundamental para las pautas de cortejo y reproducción de los mosquitos, por tanto, parece lógico pensar que cualquier variación que afecte a la reproducción sexual será rápidamente recogida por la selección natural. Los mosquitos hacen ruido porque se comunican.

Sobre el ruido sobrevenido por el aleteo, la hipótesis más extendida es que cumple una función el ritual de apareamiento aumentando su frecuencia, más o menos 400 Hz en las hembras y 600 Hz en los machos. Las hembras mueven las alas a mayor velocidad, cuando están buscando pareja. El tema es más complicado, el aumento de la frecuencia del aleteo de los mosquitos hembras inducen a los machos a una pauta de cortejo tipo danza. El vuelo sincronizado de las pareja dentro de un amplia variabilidad de frecuencias en el rango alto a muy alto  – que puede llegar hasta 1200 Hz – es un elemento de selección para disparar la receptividad final del mosquito hembra  ¡Más o menos como en la discoteca!

El macho mosquito realiza, mejor dispara, el protocolo de comportamiento que ha heredado de sus antepasados si y sólo si escucha el estímulo desencadenador de la hembra. Desde este punto de vista podemos decir que el macho “se ha emocionado.”

La tesis del sonido como regulador de la reproducción entre los culícidos es sólida y se encuentra experimentalmente comprobada. Sin embargo, la discriminación de sonido de los mosquitos en su vuelo produce una señal de aviso para los mamíferos, una advertencia sonora que delata su presencia de forma inmediata y directa. Rápidamente las victimas reconocerán la llegada del “chupador de sangre” y se situará en estado de alerta o iniciarán una conducta de frente a él. El cazador descubre su posición con el sonido, advierte a la victima de su proximidad, incluso se permite el lujo de ensayar ataques antes del golpe final. El mosquito es un cazador confiado. Entre sus recursos hallamos la flexibilidad, siendo incluso inteligentes para ocultarse o camuflarse en las mejores condiciones que el ambiente le propone. No se confunda, el mosquito es capaz de aprender de las experiencias y variar los comportamientos de caza en función de los intentos anteriores. Pero el lector estará de acuerdo con nosotros en que el ruido del aleteo aparenta ser, a primera vista, un factor negativo. Sin embargo la emisión de un sonido tan audible y molesto debe tener alguna función útil, alguna ventaja para el mosquito hembra. Este es el problema que no entendía.

Antes de lanzar una hipótesis comentamos un detalle muy interesante. Hace referencia a dos característica del sonido de los mosquitos. La primera: (a) La percepción humana para las frecuencias de ruidos muy altas, la sensibilidad a los ruidos de frecuencias incomodas, entre 18 a 20 kHz, varían con la edad. A más edad menor poder de discriminación auditiva de altas frecuencias. La probabilidad de oír un mosquito a los 50 años es inferior a los 15 años. Nuestro oído degrada el umbral máximo sonoro. La segunda característica, (b) es que la exposición a ruidos de las altas frecuencias induce a la huida o retirada de la población mamíferas. Este es el mecanismo de los sistemas electrónicos antiplagas. Por ejemplo, una comunidad de jóvenes humanos a los que se les dirige concentraciones de ondas sonoras de alta frecuencia tenderá a dispersarse aún sin percibir conscientemente el ruido. Las ratas huyen al ser expuestas a los ultrasonidos de los instrumentos de música. Aprovecho pare decir que la contaminación por ultrasonidos es una degradación intolerable del ecosistema animal terrestre o marino. Deberían estar prohibidos. Si oye este fichero usted tiene  un oído preparado las frecuencias más alta de los mosquitos.

Pero, ¿por qué los mosquitos son cazadores que se hace notar? La respuesta hay que buscarlas en la forma de extracción de la sangre y el costo energético que debe emplear el mosquito. La proboscis, es la ajuga o largo pico con la que el mosquito perfora la piel de los mamíferos. Tiene un diámetro interno de alrededor de 25 micras y puede adentrarse hasta unos 2 milímetros de profundidad en la piel y puede extraer cerca de 5 μl de sangre por segundo de la víctima. La estrategia de mosquito es alucinante: logra vencer la resistencia de la piel y la fricción y succionar  sangre con eficiencia. La fuerza de un animal tan pequeño para perforar un medio tan resistente como la piel es algo muy asombroso; es una proporción imposible para un animal de mayor talla y peso, excepto para la hormiga.

Tesis. Pues bien, el mosquito induce a un estado de estrés a la victima para facilitar un aumento de la movilidad en el flujo sanguíneo capilar, acelerar la tensión sanguina, licuar la sangre y abrir los poros para la sudoración. Es fundamental que la extracción de la sangre sea rápida y al menor costo  energético. El mosquito emociona a la víctima y lograr que su respuesta fisiológica sea la mejor para sus “propósitos”. Simplemente el costo de extracción de la sangre de una persona fría y dormida es superior a una persona despierta en estado de cabreo o alerta. En ambos casos es posible, pero en el segundo es más eficiente y rápido. De alguna manera el mosquito “sabe” que la posibilidad de ser reducido por el animal “picado” en estado de alerta es remota.

El ruido del mosquito es un estímulo desencadenante, un estímulo incondicionado relacionado con respuestas de ansiedad en los organismos. Las respuestas del humano son las emociones.

Conclusión: (a) no debemos confundir el potencial de los estímulos para producir respuestas emocionales con las emociones mismas. No hay emociones sin señales internas o externas. (b) Las emociones no son caprichosas, obedecen a factores fundamentales para la supervivencia en el ámbito social.

Datos "E". El resgistro de las emociones en el canal de Internet I.

Claude Bernard: ” Le sentiment est á l’origine de tout “ .

Entramos en la era de la comunicación emocional y social. Ya no sorprende a nadie que podamos establecer una vinculación entre las acciones y el rastro emocional que suscita. Actuamos y nos emocionamos. Podemos medir, registrar y diseñar situaciones en los que es posible su manipulación experimental. Cada imagen, cada estímulo es potencial desencadenador de emoción, tanto como el flujo de experiencias diarias, el ritmo de impresiones que percibimos también nos sitúa en el terreno de la experiencia emocional. Hemos aprendido a pensar en emociones como un elemento positivo, una parte positiva de la naturaleza humana. Ahora nos sentimos como personas emocionales y hemos eliminado la idea de que la pasión es origen de errores. El sentimiento, la capacidad de emocionar y ser emocionado también está en internet, pues no es más que un canal de información. Hasta ahora lo que he dicho no son más que generalidades. Concretemos.

En nuestros post anteriores hemos señalado en los contenidos que conforman los mensajes. El punto de partida es proporcionar un método para la búsqueda experimental de una tipología o gradiente de datos implicados que encontramos alojados en el mensaje de comunicativo mismo, al viejo estilo del “diferencial semántico”. Como realidad semiótica, existe una tipología de datos inherentes a cada mensaje: (1) Datos “N” (informativos – neutrales), (2) Datos “Q” (conductuales – objetivos), (3) Datos “T” (episódicos – biográficos de breve extensión) y (4)  Datos “S” (datos de segmentación). Hay cuatro tipos de datos que hemos no mencionados hasta ahora. El primero de ellos son los Datos “E” o Datos emocionales sobre los que señalaremos algunas características básicas.

No es casual que “el giro social” en la web los procesos coincida con los planteamientos que señalan la importancia de la “pensamiento emocional” publicados en los últimos 10 años. En lo esencial, una emoción es una clase de respuesta nerviosa para orientar al organismo  hacia un fin valioso. El cerebro prepara hacia un tipo acción concreta en el medio, aspecto que ocurre también en el caso de las acciones sociales. Las emociones nos informan de lo que pasa en tres sentidos (a) permite inferir lo que pasa en la cabeza de la gente, proceso clave de supervivencia en el grupo humano, (b) proporciona una representación primaria muy objetiva de lo que ocurre, y (c) prepara para respuesta inmediata. Las emociones no engañan. Podemos ocultar o elaborar disertaciones espectaculares destinadas a demostrar, con aparente precisión matemática, que lo que ocurrió emocionalmente realmente no sucedió. Pero no será creíble; su rostro te delatará. El esfuerzo de racionalización es costoso, las emociones simpes y económicas. Los estímulos sociales son algo serio.

La tesis es sencilla.  Los datos “E”: representan las respuestas emocionales que surgen ante estímulos muy concretos . Casi siempre funcionan como los marcadores de las preferencias biosociales. Como patrones de respuesta fisiológica establecen una conexión estable entre actividad hormonal, la actividad sináptica y los patrones de respuestas simpáticos y parasimpáticos. No hay excepciones. Los datos “E” son fácilmente registrables y medibles.

Usted lee el periódico por internet. En este momento los signos escritos producen una corriente emocional que nace de la comprensión del significado básico y relacional del texto. A la vez, los flash animados de la página compiten por captar su interés, tratan de decirle a su cerebro que poseen una valencia emocional alta. Harto de tener que compartir la atención se enfada; ahora su ritmo de lectura aumenta, la temperatura corporal sube, su piel es mejor conductora de electricidad. Entonces decide invitar a un colega a almorzar y escribe un email. Momentos después escucha el inconfundible  ‘click’ de la bandeja de entrada del Outlook. Lee el mensaje con cierta ansiedad, en este caso el mensaje es afirmativo y se siente satisfecho.

Llegados a este punto es preciso realizar un breve comentario crítico a un enfoque tan popular como ingenuo que sostiene que el en contexto de electrónico de los ordenadores e internet no hay espacio para la vivencia emocional auténtica: punto de vista que denomino: Déficit Emocional en Internet. Sólo dos preguntas ¿Cuánto mueve el sexo en Intenet? ¿Qué ocurre cuando la gente chatea? La versión más sofisticada de esta teoría afirma que internet dispara de verdad emociones pero constata que el formato de interacción inherente al entorno electrónico es tan pobre que no permite modular el proceso emocional con eficacia. El canal de Internet vuelve al personal incompetente en la gestión sentimental.  Otro punto de vista erróneo, aunque la defiendan autoridades como Antonio Damasio. En el fondo mantienen un punto de vista muy limitado y rígido de internet, tal y como era en los años de su aparición: texto plano y enlaces. A todos los efectos, las emociones se deslizan entre los mensajes por internet como “la cerveza en el kiosko de la playa en verano un día de 36 grados”.

Algunas características básicas de los datos “E”:

(1)    Los datos “E” representan respuestas fisiológicas medibles que hay en el mensaje.

(2)    El estado emocional hace más probable un tipo de acciones concretas, el grado de intensidad y la frecuencia con que se expresa el organismo.

(3)    No hay mensaje con valor emocional `0’, es decir, que sean totalmente neutrales. Por defecto asumimos el tono de las emociones es “normal”,  esto significa que responde en consonancia con una línea base emocional respecto a una población humana. Esta creencia es fundamental en el inicio de la comunicación.

(4)    Los Datos “E” dominan tipología de datos. Se encuentran en una escala jerárquica superior por lo que puede inhibir, incrementar o interferir las otras clases de datos. ¿Entre el estilo de pensamiento cognitivo y el estilo afectivo que prefiere para conocer a otra persona?

(5)    Hay esquemas de procesamiento emocional preestablecidos e invariantes.

(6)    Las emociones son a la vez una clase de datos y un proceso determinantes en el mensaje. Otro día explico qué es un determinante.

(7)    Las expectativas sobre emociones futuras son también emociones.

(8)    No todos los estímulos desencadenan respuestas emocionales.

(9)    Las emociones no son conscientes, aunque pueden llegar a serlo. Es factible que tenga  miedo y no saberlo. Sentirte atraído por alguien y “no caer en la cuenta” o “atar hilos” mucho después.

(10)    Las emociones enganchan y son muy  recordadas, en especial las malas.

Una precisión. El sábado pasado en un congreso en el que trabajaba como técnico, en el contexto de una conversación informal, una profesora de la Universidad “Carlos III” de Madrid me hizo caer en la cuenta sobre paralelismo entre nuestro punto de vista y el proyecto de la “Web Semántica”. Bueno, no es lo mismo aunque son ideas próximas. El interés por los procesos de creación de significados y su uso es el eje de la propuesta del Grupo Emira al que pertenezco. Difiere sustancialmente de los procesos de estructuración de los contenidos WEB con criterios semánticos, proyecto muy destacado dicho sea de paso. No se podrá avanzar en los formatos webs sin resolver el problema de la conexión semántica. Inteligencia de los sistemas y el acceso semántico al mensaje van a la par. No obstante, la web semántica es sólo un proyecto de organización, nuestros puntos de vista son un planteamiento de medida de datos que se muestran en la anatomía interna del mensaje por internet, a la vez que implica una lectura de los procesos mentales.

Seguiremos.