Twitter: Mensajes “T”.

Tipología de datos en los mensajes por internet. Una exploración semiótica del mensaje por internet: Datos “T”.

El significante tiene valor en internet. Hace algún tiempo que dedico con interés a seguir Twitter como sistema de comunicación. En conclusión, me ha sorprendido las dimensiones informativas del microblog, también la velocidad con la que se expande entre grupo sociales, entre segmentos de edades diferentes, entre corporaciones públicas y privadas. A los comunicados por la vía Twitter lo vamos a denominar “Mensajes T” como resumen de < Mensajes con  Datos “T” > para diferenciarlos de otros tipos de mensajes. En un análisis de internet hay que analizar conjuntamente el mensaje y las características del soporte de transmisión.

Twitter es un compromiso con la conexión a la red casi permanente, con un nivel significativo de transparencia y disponibilidad entre los usuarios. Ocupa un espacio interesante entre el email de circunstancias y el sesudo post de blog, entre el sms y el telégrafo. Twitter representa una red encendida e interactiva 100%. Estos son algunos de los signos representativos de los datos tipo”T”.

Lo que  nos llama la atención es la naturaleza física del mensaje tipo “T”: (a) El modelo de interacción ultra rápida que se ajusta adecuadamente (b) a los nuevos soportes de conexión permanente,  a el móvil especialmente, (c) representa un tipo de propagación geométrica en una red de usuarios parcialmente invisible para el interesado. Tras los nuevos hábitos de comunicación twitter se encuentran un perfil de usuario con altas tasas de conexión e implicado en el comportamiento social a través de la red. Los datos “T” son aquellos cuya subjetividad biográfica deseas sea de dominio público. Si las personas disponen de intereses de comunicación entonces los mensajes “T” son una vía saludable e incentivadora. Con Twitter es difícil establecer una límite claro entre la información y la personalidad y estilo de vida del informador. Es un medio para una vida social transparente. Los datos “T” son son exclusivos de Twitter. Relatos de episodios privados + expansión en cascada.

La circulación de datos “T” incrementa la exigencia de reciprocidad en los mensajes. Bueno, no estoy muy seguro, pero es probable que sea así.

La naturaleza del mensaje tipo “T” en cuanto a su formato es novedoso y estaría dispuesto a sostener que es una de los pocos recursos originales en los 25 últimos años. Un email es un mail, un sms es un mensaje instantáneo sin profundidad propagadora de la red, un medio lineal. Un mensaje Twitter no se parece a nada anterior. Con el tiempo, enviar mensajes “T” se ira adaptando a los nuevos sistema de representación de la información en diagramas grafos de la red, de esta forma conoceremos la entrada y la emisión del mensaje, y muy en especial su eco en internet. El estudio de los trazos de los datos “T” en una red difusa geolocalizable será el próximo hito en este formato. ¿Quiénes serán los próximos lideres sociales?

Loa datos ” T ” constituyen ahora un meta-nivel de comunicación, un sistema que integra otros niveles, un plataforma necesaria para otros soportes como nunca había ocurrido desde la creación del metanivel html: http://www.  ¿Cuál es su principal ventaja? ¿Qué espera el usuario con el uso de mensajes “T”? Es un tema experimental, pero después de reflexionar sobre el tema he llegado a la conclusión de que es las diferencia de costo entre inversión necesaria para introducir  un minimensaje en una cadena tipo twitter y sus efectos en cascada. Inviertes 1 y obtienes 1+n, básicamente aumentas tu presencia sin esfuerzo. ¿Cuánto cuesta redactar un post original? ¿cuánto redactar  que estás en el en el tranvía para un reunión con ‘Turismo de Tenerife’ o  con el grupo ‘ABC Periódico Electrónico’ en Madrid?

Factor limitador: ¿Hay personas reactivas y proactivas en los formatos de comunicación tipo “T”?

_act_reac_2

Twitter: Mensajes "T".

Tipología de datos en los mensajes por internet. Una exploración semiótica del mensaje por internet: Datos “T”.

El significante tiene valor en internet. Hace algún tiempo que dedico con interés a seguir Twitter como sistema de comunicación. En conclusión, me ha sorprendido las dimensiones informativas del microblog, también la velocidad con la que se expande entre grupo sociales, entre segmentos de edades diferentes, entre corporaciones públicas y privadas. A los comunicados por la vía Twitter lo vamos a denominar “Mensajes T” como resumen de < Mensajes con  Datos “T” > para diferenciarlos de otros tipos de mensajes. En un análisis de internet hay que analizar conjuntamente el mensaje y las características del soporte de transmisión.

Twitter es un compromiso con la conexión a la red casi permanente, con un nivel significativo de transparencia y disponibilidad entre los usuarios. Ocupa un espacio interesante entre el email de circunstancias y el sesudo post de blog, entre el sms y el telégrafo. Twitter representa una red encendida e interactiva 100%. Estos son algunos de los signos representativos de los datos tipo”T”.

Lo que  nos llama la atención es la naturaleza física del mensaje tipo “T”: (a) El modelo de interacción ultra rápida que se ajusta adecuadamente (b) a los nuevos soportes de conexión permanente,  a el móvil especialmente, (c) representa un tipo de propagación geométrica en una red de usuarios parcialmente invisible para el interesado. Tras los nuevos hábitos de comunicación twitter se encuentran un perfil de usuario con altas tasas de conexión e implicado en el comportamiento social a través de la red. Los datos “T” son aquellos cuya subjetividad biográfica deseas sea de dominio público. Si las personas disponen de intereses de comunicación entonces los mensajes “T” son una vía saludable e incentivadora. Con Twitter es difícil establecer una límite claro entre la información y la personalidad y estilo de vida del informador. Es un medio para una vida social transparente. Los datos “T” son son exclusivos de Twitter. Relatos de episodios privados + expansión en cascada.

La circulación de datos “T” incrementa la exigencia de reciprocidad en los mensajes. Bueno, no estoy muy seguro, pero es probable que sea así.

La naturaleza del mensaje tipo “T” en cuanto a su formato es novedoso y estaría dispuesto a sostener que es una de los pocos recursos originales en los 25 últimos años. Un email es un mail, un sms es un mensaje instantáneo sin profundidad propagadora de la red, un medio lineal. Un mensaje Twitter no se parece a nada anterior. Con el tiempo, enviar mensajes “T” se ira adaptando a los nuevos sistema de representación de la información en diagramas grafos de la red, de esta forma conoceremos la entrada y la emisión del mensaje, y muy en especial su eco en internet. El estudio de los trazos de los datos “T” en una red difusa geolocalizable será el próximo hito en este formato. ¿Quiénes serán los próximos lideres sociales?

Loa datos ” T ” constituyen ahora un meta-nivel de comunicación, un sistema que integra otros niveles, un plataforma necesaria para otros soportes como nunca había ocurrido desde la creación del metanivel html: http://www.  ¿Cuál es su principal ventaja? ¿Qué espera el usuario con el uso de mensajes “T”? Es un tema experimental, pero después de reflexionar sobre el tema he llegado a la conclusión de que es las diferencia de costo entre inversión necesaria para introducir  un minimensaje en una cadena tipo twitter y sus efectos en cascada. Inviertes 1 y obtienes 1+n, básicamente aumentas tu presencia sin esfuerzo. ¿Cuánto cuesta redactar un post original? ¿cuánto redactar  que estás en el en el tranvía para un reunión con ‘Turismo de Tenerife’ o  con el grupo ‘ABC Periódico Electrónico’ en Madrid?

Factor limitador: ¿Hay personas reactivas y proactivas en los formatos de comunicación tipo “T”?

_act_reac_2

Chat Biológico

En un post reciente reflexionabamos sobre la publicidad en el siglo XXI, a la luz de los avances desarrollados, sobre la lectura de las variables biopsicológicas de las personas consumidoras. por cierto,  es una de las actividades con gran rastro elementos biológicos activos, una conducta intensa. La tecnología para atrapar datos biológicos de las personas en contextos exteriores al laboratorio es una posibilidad real en aumento por varios factores:

  1. Reducción de tamaño los sensores.
  2. Disminución de los costes.
  3. Aumento en la sensibilidad de los receptores – sensores biomecánicos.

Ha llegado el momento del soltarse el pelo en el uso de esta tecnología. Comentando estos datos con un amigo neuropsicólogo me decía que el uso de polígrafos ligeros  cumpotarizados es una realidad:  combinan lecturas en tiempo real de variables tipo: rigidez muscular, movimiento ocular, persistencia trazado de la mirada, la temperatura corporal o la tasa de respuestas motora.  Comienza a abrirse camino investigaciones en el contexto de interacción natural de las personas sin necesidad de “forrar” al usuario con artefactos detectores. Estas técnicas poseen un gran valor en la publicidad.

1243993424_0

Cada día podemos establecer correlaciones significativas entre las lecturas biométricas corporales con las valoraciones subjetivas y conductas de las personas en activides vinculados a la percepción publicitaria y la adquisición de productos.  Se supon una importante reducción en el tiempo de análisis, en las condiciones de investigación y un aumento en la la validez de la experientación científica. Por ejemplo, cada día se puede precisa más y mejor  la relación entre las tipología de estímulos en un supermercado  y las conductas de los transeúntes en un supermercado.

La cosa está más clara incluso con los videojuegos. La utilización de lectores de la variación electrodérmica de la piel y de la frecuencia cardíaca es una de las novedades de la Wii. En este caso, la inclusión de estas variables biológicas en los juegos y actividades cotidianas informáticas permitirán un salto de cualidad en los juegos de rol, juegos sociales en los que el análisis de nuestro interlecutor será registrado y tabulado en patrones de verdad o falsedad probable sobre una linea base detectada muy sólida.

Estas son algunas de las cosas que se me ocurren “al vuelo respecto” a la lectura de variables biológicas en actividades cotidianas en las que puede prepararse un sistema de acceso sencillo:

  1. Un chat biológico; cada uno de los usuarios recibe los mensajes por la vía audio-video más otra linea de datos psicofisiológicos. Me encanta esta posibilidad.

  2. Juegos en los que los personajes de rol limiten su repertorio en función de las respuestas biológicas de los jugadores reales. Por si no lo saben hasta los jugadores expertos compulsivos sienten miedo real en el juego. No importa lo que se diga: su cuerpo nos informa de una realidad nerviosa subyacente bien distinta.

  3. ¿Se atreve a jugar una partida de poker con biosensores? ¿Cree que ganaría por su capacidad para enmascarar o bloquear respuestas?

  4. Introducir biolectores que eviten las respuestas adictivas y patológicas advirtiendo al sistema y al usuario de esta posibilidad e incluso con la interrupción preventiva de las máquinas.

  5. La detección de jugadores patológicos en casinos y salas de juegos.

  6. Detección de perfiles sinceros en entrevistas laborales.

Me reservo las mejores ideas para otro momento. ¿Increible verdad? ¡ Qué mundo más estimulante !

Hace dos años publicamos: Centralidad vs Proximidad.

En el caso de que usted nos conceda simplificar la relación entre los medios de comunicación y los consumidores en un cuadro podemos ver la relación entre los medios y los espectadores en una imagen. Hemos creado un cuadro que es un modelo simple de cómo se relaciona el alcance de los medios más poderosos con respecto a la proximidad del mensaje, es decir la aceptación real del mensaje por parte del espectador.

3318333351_57a30aea78_o

En condiciones ideales – bajo la suposición que los spots publicitarios estén correctamente diseñados y producidos – no todos los medios atesoran la misma capacidad para “crear apego”. Este cuadro representa las características de los medios sin que los volúmenes y barras de dispersión se corresponda con la realidad de forma exacta, es solo una descripción de: (a) la cantidad de personas impactadas y, (b) la aceptación del mensaje. Observe la función resultante: a mayor amplitud menor convencimiento. NO es necesario para todos los mensajes pero si es una función muy probable.

La publicidad que busca la difusión masiva, el máximo número de impactos la denominamos céntrica. El marketing por centralidad exime al mensaje publicitario de producir efectos destacados en la esfera de lo personal. Se conforma con la fabricación de una corriente de aceptación social del “producto – marca” sobre la base de la repetición y amplitud sistemática del mensaje. Bueno, admitamos que también estudia el valor subjetivo y atractivo del mensaje pero en menor medida.

Nuestro punto de vista:

  • Las técnicas de mayor difusión son los que obtienen menor capacidad de convencimiento.
  • La publicidad descontextualizada de las redes sociales ocasionan “efectos colaterales” en la población que vive la publicidad tradicional como una incomodidad, como un intercambio desigual: yo veo tu publicidad, sufro por ello, y luego termino de ver la peli…”
¿Cuál o cuantos de los medios elegiría para su próxima campaña publicitaria? Piense.
  1. Ha optado por la TV: Centralidad Alta: difusión rápida a grandes poblaciones de clientes sin demasiada selección. Su marca sonará rápidamente aunque para una parte de la población sea melodía desafinada. Mejor no hablamos de los costos.
  2. Ha optado Televisiones temáticas y Radios generalistas: Centralidad Media. Mayor nivel de selección de la audiencia. En el caso de que haya optado logrará un aceptable nivel de penetración y compromiso. Los precios son elevados y el retorno de la inversión estimado dudoso.
  3. Ha optado por la IPTV y WEB 2.0: Proximidad Media. Campañas a través de medios interactivos con bajo alcance pero muy selectivas y en un contexto temporal más duradero. Trabajará lentamente y logrará un “cliente amigo”. Inversión media.
  4. Ha optado por la IPTV 2.0: Proximidad Alta. Identificación de grupos sociales pequeños y muy concretos a los que se les aborda con mensajes “a medida”. La televisión con contenidos elaborados para micro audiencias. Inversión media. Nos gusta llamar a este modelo: “La publicidad serena”.

The Numerati.

No esforzamos en que este blog de Emira TV pertenezca al 1% de los creadores de contenidos en la red por lo que rara vez reproducimos trabajos externos. Como hay excepciones, les mostramos  un formidable artículo publicado en El PAIS por Abel Grau sobre el libro de Stephen Baker Los Numerati (The Numerati). Desde hace cuatros años es una idea que me obsesiona y confieso estar sorprendido.  El libro y alguna de sus referencias ya vienen de camino. La mayoría de las referencias sobre Data Mining social ya eran  conocidas. Este libro es como el “Código DaVinci” del tema. Creo que es LA idea capital del siglo XXI en ingenería del conocimiento.

Esto es  lo más estimulante que he leido en el último año:

“(…) Las bases de datos aumentan masivamente hasta convertirse en un pandemonio de millones de entradas. De ese caos, sin embargo, es posible desentrañar pautas sobre nuestro comportamiento para elaborar modelos predictivos y aplicarlos a la publicidad y al marketing, claro, pero también a la medicina, la gestión empresarial, los procesos electorales y la lucha contra el terrorismo. A la búsqueda de esas pautas se dedican los expertos en data mining (explotación o minería de datos), básicamente especialistas en estadística, matemáticos e ingenieros informáticos, encargados de desbrozar semejantes junglas de archivos en busca de patrones de comportamiento que ayuden a anticipar nuestras decisiones. “El floreciente mundo de los datos es un laboratorio gigante sobre el comportamiento humano. Es una mesa de operaciones para las ciencias sociales, el comportamiento económico y la psicología”, escribe Stephen Baker, periodista de BusinessWeek, en el ensayo The Numerati. How they’ll get my number and yours (Jonathan Cape).

En su libro, Baker aborda el prometedor futuro de la minería de datos:  “En la década que viene, cada uno de nosotros dará lugar, a menudo, sin advertirlo, a modelos propios en casi cada aspecto de la vida. Seremos modelados como trabajadores, pacientes, soldados, amantes, clientes y votantes”, escribe. Su vaticinio es ambicioso: sumadas todas estas facetas, veremos la “modelación matemática de la humanidad”. Una empresa habituada a trabajar con enormes bases de datos, el buscador Google, ya está aplicando el data mining en la gestión de los recursos humanos de su propia plantilla. Ante la marcha de algunos cargos estratégicos (ingenieros, diseñadores y ejecutivos de ventas), la compañía está desarrollando una herramienta que le permitiría conocer el estado de ánimo de sus trabajadores y averiguar cuáles se plantean marcharse, según publicó recientemente The Wall Street Journal. Consiste en un algoritmo (una fórmula matemática) elaborado a partir de un gran volumen de datos (entrevistas, registros de nóminas y ascensos y evaluaciones de compañeros, etcétera) de sus 20.000 trabajadores.

Google no da muchos detalles más, pero el funcionamiento de una herramienta así es conocido. “Se trata de crear un modelo de predicción del comportamiento”, señala Lluís Belanche, profesor titular del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad Politécnica de Cataluña. “Se toma como referencia a los empleados que se fueron de la empresa porque no se sentían valorados. Cuando se tiene una muestra amplia, de miles, se analiza cómo se comportaron poco antes de marcharse”. ¿Quizá mandaban menos e-mails a tan sólo un reducido grupo de amigos? ¿Pasaban más tiempo visitando páginas web o leyendo la sección de deportes?, se pregunta Baker, desde Nueva Jersey. “Si existe alguna pauta común entre estas personas insatisfechas, puedes enseñar a una máquina a buscar entre las pautas de la plantilla actual, y localizar a los empleados que encajan en ese perfil”. Se trata de proyecciones y no garantizan una fiabilidad del cien por cien, advierte Belanche, “pero cuantos más registros se tienen, más confianza merece la predicción”. Las técnicas no son nuevas, pero por primera vez se empiezan a aplicar a gran escala a la gestión de los recursos humanos, la investigación médica y la lucha contra el terrorismo.

“El data mining de Google no es tan diferente de otros análisis que hacen las empresas en sus intentos de anticipar nuestro comportamiento”, señala Baker. “Las compañías de móviles, por ejemplo, examinan los patrones de nuestras llamadas en un intento de predecir quién es más probable que se cambie a otra operadora”, añade. “Si tus llamadas siguen ese patrón es muy probable que recibas una oferta especial tentadora para que renueves tu contrato”. Las herramientas que procesan tal volumen de datos “son algoritmos de aprendizaje que proceden del campo de la inteligencia artificial”, sostiene Fernando Corbacho, socio de operaciones de la compañía CognoData, especializada en la aplicación de la minería de datos en el sector empresarial. “Analizan las bases de datos y aprenden a distinguir entre los clientes que se han ido y los que no. Elaboran un perfil del cliente que se ha ido y luego lo aplica a cada empleado y dice si encaja en el perfil de fuga”. Otros gigantes del sector informático ya estudian cómo optimizar el rendimiento de sus trabajadores. La multinacional IBM se ha fijado en sus especialistas en tecnología.

El proyecto consiste en reunir exhaustivos inventarios de las habilidades de cada uno de ellos y luego calcular matemáticamente la mejor manera de utilizarlos, según escribe Baker. Uno de los cerebros de la idea es el matemático Samer Takriti, investigador del Thomas J. Watson Research Center de IBM, en Nueva York, que se ha rodeado de un equipo de especialistas, desde data miners y estadísticos hasta psicólogos y antropólogos. La empresa tiene vedados los archivos de personal, con evaluaciones anuales, pero prácticamente todo el resto de información está a su disposición. Y necesitan mucha. Cuanta más, mejor. Escudriñando currículos y registros de proyectos, el equipo puede construir un perfil de las habilidades y experiencia de cada trabajador. Puede saber cómo usan su tiempo y con quién se reúnen a partir de los calendarios online. Además, en los registros de llamadas y los correos electrónicos están grabadas las redes sociales de cada técnico. “¿A quién envían copias adjuntas de sus e-mails? ¿Mandan copias ocultas a alguien? Estos mensajes ocultos podrían apuntar al crecimiento de redes informales dentro de la compañía”, incide Baker. “Podrían mostrar que un cargo medio lidera en silencio a un importante equipo de colegas y que su jefe está fuera del circuito. Quizá ambos deberían intercambiar sus puestos”.

Proyectos como los de Google e IBM están aún en fase inicial, pero dejan entrever su alcance potencial. En Estados Unidos la privacidad de los empleados está claramente definida: “El empresario es propietario de cada golpe de tecla y cada clic del ratón y de cada llamada del móvil de la empresa”, subraya Baker. “Además pueden estudiar calendarios electrónicos, registros laborales y currículos”. En España, una sentencia del Tribunal Supremo de 2007 concluyó que los empresarios pueden rastrear toda esa información pero tienen la obligación de avisar antes a los empleados de cualquier supervisión de sus comunicaciones a través de Internet, y deben establecer protocolos. “Fue una sentencia algo ecléctica”, señala el director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo. “Se proclamó que el tipo de servicios que se ponen a disposición de los empleados son dignos de protección, pero en la misma sentencia se recoge que si el empresario avisa de que podrá acceder o accederá a e-mails e historiales y se protocoliza, la práctica sería legal”. En cualquier caso -añade Rallo-, son situaciones nuevas, sobre las que existe escasa jurisprudencia, y la cobertura legal va avanzando para adaptarse. Los nuevos expertos en gigantescas bases de datos, los numerati -como los ha bautizado Baker- juegan ya una función crucial en las empresas. “Por múltiples razones”, observa Javier Arias, ingeniero de alianzas estratégicas de Google en España. “Para algunas es una herramienta para encontrar nuevas fuentes de beneficios (¿qué producto tengo que desarrollar/crear), para otras, el data mining es parte de su investigación y desarrollo (¿qué moléculas tienen más probabilidades de funcionar contra un cáncer específico?)”. Y añade que las entidades bancarias pueden emplear la técnica para “detectar que una operación con tarjeta de crédito es fraudulenta porque no se corresponde con el patrón de uso normal”. Los usos comerciales del data mining son abundantes. “Los supermercados y las grandes cadenas, como Wal-Mart o Ikea, crean grandes bases de datos en los que cada entrada es, por ejemplo, un tique”, indica Belanche. “Saben qué has comprado y, si tienes tarjeta de fidelidad, incluso tienen tus datos personales”. Es información fundamental para determinar los patrones de compra y poder estimular las ventas. “Localizan por ejemplo dos productos que siempre se compran juntos y los colocan en dos pasillos separados para que tengas que pasar por un tercero y compres otros que no tenías previsto adquirir”.

En la elaboración de los modelos de predicción se emplean desde la estadística tradicional hasta las reglas de asociación (“si este producto se compra junto a un segundo y un tercero, entonces es probable que se compre este cuarto”), indica Belanche. “También los bancos suelen invertir en el desarrollo de sistemas de predicción de impagos de préstamos”, prosigue. “Las líneas aéreas en Internet cuentan con un registro de millones de entradas. Si se analiza el registro de clics se puede saber, por ejemplo, en qué momento un cliente ha dejado de comprar un billete y por qué; quizá porque ha recibido un cargo sorpresivo, por ejemplo. A las empresas les interesa saberlo”. E incluso se están estudiando aplicaciones en los procesos electorales: conocer el patrón de voto de los electores para poder personalizar el mensaje del candidato. En su ensayo, Baker describe el proyecto de la empresa Spotlight Analysis, dirigida por Josh Gotbaum, ex funcionario de las Administraciones de Carter y Clinton. Se propone localizar a los decisivos swing voters (el voto indeciso que puede resultar determinante en unos comicios) para poder afinar los mensajes electorales. ¿La técnica? En primer lugar, toman las colosales bases de datos de empresas como ChoicePoint o Acxiom, que acumulan registros sobre sentencias judiciales, transacciones inmobiliarias y de impuestos, y sobre hábitos de consumo (suscripciones a revistas, compra de libros, viajes, etcétera). Son compañías que “compran cada pequeño dato sobre nosotros que está en venta”, advierte Baker, “y luego venden selecciones de esos datos a cualquiera que quiera perfilarnos para dirigirnos una campaña”. Luego se cruzan esos registros con los análisis sobre las preocupaciones de los consumidores, suministrados por empresas como Yankelovich (que recoge lo que piensan 175 millones de consumidores sobre el éxito profesional, la vida familiar o su comunidad, entre otros valores). A todo ello se añade una serie de encuestas telefónicas. El resultado permite segmentar a los votantes de una manera muy útil para el diseño de las campañas electorales. “El tipo de análisis estadístico que discutimos aquí”, precisa Baker, “tanto si se trata de predecir nuestro comportamiento como cazadores de casas o como consumidores de vino, es por naturaleza aproximado. Se basa en la probabilidad”. Logran su objetivo “si consiguen respuestas mejores, más rápidas o más baratas que las habituales”. El uso de la minería de datos en medicina es incipiente pero prometedor. Baker enumera algunos proyectos de instalación de sensores en el domicilio de personas de edad avanzada. Recogerán las pautas de comportamiento y avisarán de cualquier irregularidad, como un descenso de peso o un cambio del ritmo de los pasos.

Otros estudios investigarán durante las próximas décadas el desarrollo de nanosensores instalados en el organismo para examinar la sangre y poder alertar a tiempo del crecimiento de un tumor. “Para que funcionen, los numerati tendrán que desarrollar normas estadísticas para cientos de nuestras pautas biológicas”. Con todo, el campo de la minería de datos que plantea mayores conflictos sobre la invasión de la privacidad es el de la lucha contra el terrorismo. Tras los atentados del 11-S de 2001, Washington empleó más de mil millones de dólares para unir las ingentes bases de datos de la CIA y el FBI y ofrecer así una única fuente a los data miners, según explica Baker. Y, además, -enumera el periodista- rastrearon datos de consumo y demografía, revisaron registros de líneas aéreas y recibos de hotel, junto a millones de vídeos y horas de llamadas telefónicas y tráfico de internet recopilados por la National Security Agency (NSA). E incluso, según publicaron varios medios en 2006, las grandes compañías telefónicas entregaron al Gobierno el registro de millones de llamadas. En esa batalla contra el terror se incluyó el software NORA, un sistema para identificar relaciones no evidentes entre tramposos de casinos, según detalla Baker. El programa fue ideado para rastrear las bases de datos internas de los casinos en busca de vínculos entre nombres, direcciones y números de teléfonos. Tras el 11-S se utilizó NORA para cribar las identidades y movimientos de terroristas. Su creador, Jeff Jonas, es un científico de IBM que aboga por la defensa de los derechos de privacidad. “Necesitaremos tecnología que proteja nuestra identidad y políticas que salvaguarden nuestros derechos”, advierte en The Numerati. “Vamos a necesitar mucha gente inteligente en política”. Sin una profunda regulación -añade Baker- es probable que recibamos lo peor de ambos mundos, una sociedad de la vigilancia que aun así es incapaz de mantenernos seguros. En cualquier caso, Baker pronostica un inmenso nuevo territorio para la ciencia. “Promete ser uno de los grandes logros del siglo XXI. Su alcance crecerá hasta incluir la mayoría del mundo físico a medida que los matemáticos metan mano en nuevos flujos de datos, desde constelaciones de sensores atmosféricos hasta la señal de millones de cámaras de seguridad”, vaticina Baker. “Es un mundo paralelo que está tomando forma; un laboratorio para la investigación y el descubrimiento compuesto de números, vectores y algoritmos” .” El PAÍS

Gracias por tan buena referencia y trabajoa  su autor Abel Grau.

Neuromarketing

Leer la mente.

¡ Por fín me ha llegado el libro !: “Neuromarketing: Understanding the Buy Buttons in Your Customer’s Brain“; de Patrick Renvoise y Christophe Morin (edt). En breve expondremos alguna reflexión sobre el mismo.

neuromarketing

Publicidad y Biosensores: Adaptación de la publicidad.

Hasta ahora los soportes de publicidad son medios tontos, pasivos. Definidos por su capacidad para respaldar y aguantar un mensaje publicitario, como las paredes, pocos factores puede lograr que el mensaje funcione mejor. Son las características físicas, las propiedades espaciales geosociales las que hacen que un medio físico publicitario sea mejor que otro, una pared mejor que otra por ejemplo. Aumentar la calidad de la exposición publicitaria, el tipo de impacto, es hasta ahora una cuestión impensable, propia de ciencia ficción. La cuestión empieza a cambiar rápidamente.

“Casas inteligentes”, ” espacios urbanos flexibles”, “paneles LCD o Lead con biosensores”, “lectores de estado de ánimo o género” permiten una mejor acomodación del mensaje. La irrupción de tecnología exploratoria del medio en los soportes facilitarán que los dispositivos puedan interactuar al reconocer un grupo amplio de aspectos biológicos del usuario, muy selectivamente.

Publicidad que se activan al ser miradas, reconocimiento de la expresión fácil, lectores térmicos, son algunos de los biosensores que se aplicarán de forma masiva para hacer del mensaje publicitaria algo mas inteligente, flexible individualizado. Anunciarán que tiene usted sed antes que su consciencia lo sepa.

El cenit de esta tecnología debería ser la personalización del mensaje por reconocimiento biopsicológico. Al final los nuevos soportes podrían ser hasta relacionales. Uff.

El siguiente paso será la Inteligencia Artificial, la flexibilidad y variación en los sistemas para llamar la atención y la capacidad para conversar relacionalmente con los usuarios y decidir alternativas en el mensaje que no estaban programadas antes. Las propiedades del mensaje publicitario irán transfiriéndose desde las físicas a las destrezas en el uso del lenguaje conversacional.

Puede estar seguro que su coche hablará con usted y le propondrá un buen trato comercial.

Recuerde este post. – Si es lector antiguo de nuestro blog sabrá que estos temas nos apasionan -.

¿Estamos siendo Obamizados?

Navegando por la extensa y próxima red de internet he encontrato un grupo de marketing de los más curioso: WOMMA. La verdad es que no acabo de “coger el truco” al grupo,  mitad darwinistas, mitad apostatas davidianos,  aunque me ha parecido relevante cierto código ético al que profesan  seguimiento como expertos del perfido marketing. En el caso de que usted quiera sumarse deberá prometer seguimiento fiel, con abnegación total, en favor de un nuevo paradigma en el negocio publicitario, ahora inspirado en coordinadas más éticas. Es curioso, pero ayer leí en NYT algo muy parecido sobre los nuevos licenciados de las escuelas MBA. Por lo visto, un sentimiento revisionista de las  malas prácticas empresariales revoloteará por el planeta. ¿Efecto de la crisis? ¿Regeneracionismo o intuicionismo moral? En suma, ¿estamos siendo obamizados?

Ahora que lo pienso no es casual la aparición de Obama en la presente estado de la económica, en la que el culto por el interés solo personal nos has llevado a la peor crisis de nuestra generación. En un mundo a pleno rendimiento capitalista quizás el “paradigma obamista” no hubiese pasado de la primarias. Los nuevos modelos sociales de hombres nacen de las cenizas de la crisis. al menos hasta próxima ascensión económica y con ella consiguientemente un paso hacia una nueva consagración del egoísmo primario. Parece ser que el desarrollo de la crisis económica pone en juego las tendencias al cálculo altruista, pero son válidas hasta que lleguen “los brotes verdes” que entullan las buenas voluntades tipo Obama. ¿Por qué es esto así? No tengo respuesta.

Bueno a lo nuestro… .

Algunas de los puntos del código ético del grupo Womma son realmente acciones válidas de marketing aproximativo o micromarketing relacional que firmamos desde ya como metodología de acercamiento publicitario. Otras son consideraciones respetuosas al cliente o cándidas intenciones. Se las paso, invitan a la reflexión.

Fundamental Principles
1. Happy, interested people will say good things about you. It’s doesn’t take much more than that. Understand this concept, devote yourself to it, and you will be
a successful word of mouth marketer.

2. Honest, genuine opinion is our medium. We don’t tell people what to say or how to say it. We fundamentally believe that people should be free to form their own opinions and share them in their own words. While supporting the natural conversation, we take great care to ensure that we do not distort it.

3. We start, support, and simplify the sharing.  Word of mouth marketers use creative techniques to encourage communications. We make it easier for people to talk to each other, we create interesting things to talk about, we create communities to share ideas, and we work to find the right people who should know about what we do. Traditional
advertising pushes ideas on consumers. We help naturally occurring good ideas move around.

4. Word of mouth cannot be faked. Deception, infiltration, dishonesty, shilling, and other attempts to manipulate consumers or the conversation are bad. Honest marketers do not do this, will not do this, and will get caught if they try. Sleazy behavior will be exposed by the public and backfire horribly on anyone who attempts it.

5. Word of mouth marketing empowers the consumer. Consumers have control, and they dictate the terms of a new, healthier relationship between marketers and the people who use their products. Consumers demand satisfaction, respect, and great products and services. When companies deliver, people will tell their friends. Word of mouth marketers work to accelerate this process, replacing aggressive advertising with customer-centric service, support, and open communications.

¿Darwinista o Davidiano?

Imagen para el Post Anterior

costo_1_1

Representación gráfica de los factores que intervienen en el mantenimiento de acciones relacionales en la sociedad dentro y fuera de internet. En referencia a los post anteriores.

Nuevos formatos de relación social: Trata de la manera en que las nuevas tecnologías afectan a las personas. La mediación técnica, la disponibilidad de herramientas de comunicación online, activadas permenentemente,  impone condicionantes y/o transforma el modo de vida de la gente. ¿Cuánto ha  alterado el modo de operar de la población la introducción de los móviles 3G?

Esfuerzo cognitivo de mantenimiento: Se refiera a la cantidad de esfuerzo y tiempo dedicado a establecer relaciones en redes sociales fuera y dentro de internet. Con el aumento de la agenda social se incrementa el esfuerzo para mantenerlas. Recuerde que el número máximo de contactos sociales óptimos, el tamaño ideal de la agenda que podemos atender sin estrategias jerárquicas o de subordinación,  es de 148 personas. Una persona con 100 contacos activos dedicará una buena parte de su tiempo social, a cambio obtendrá una capital social importante. En el gráfico las relaciones online son las verdes mientras que las offline  son naranjas. Por supuesto existe una intersección entre ambas.

Dispersión de la atención: La concentración en los medios tecnológicos y la apertura socialpermiten la propagación de la identidad personal en redes tiene un costo en el caudal de atención medio. Los procesos atencionales no son infinitos. ¿Se ha sentido abrumado por las peticiones en internet?

Red Social: Micropublicidad tiene un costo.

Los prometido es deuda. En los anteriores posts anunciaba que íbamos a tratar temas relacionados con la identidad y el funcionamiento de la red social como expresión de los nuevos hábitos de comunicación social.

En supersíntesis el tema es el siguiente: la publicidad necesita adoptar nuevas estrategias de comunicación porque la sociedad cambia. Se han detectado varias tácticas de trasmisión publicitaria innovadoras (a) al amparo de las tecnologías de comunicación interactiva y redes sociales, (b) por los efectos adversos de la publicidad tradicional . La exploración de recursos novedosos abarca un buen número de tentativas. Nosotros apostamos por la micropublicidad aproximativa, 1. un sistema de publicidad basado en la personalización extrema, 2. el acceso directo a las personas, 3. unas normas de transparencia 4. no invasión en la gestión publicitaria y 5. la preeminencia del lenguaje cinematográfico. Las llevamos aplicando comercialmente desde 2006 y los resultados han sido óptimos.

Hace cinco años nos movíamos en un espacio amplio y virgen limitado principalmente por nuestra corta capacidad para explicar y convencer a los clientes. En aquellos momentos en que el producto estrella era el cuarto de página aderezado con tremenda valla publicitaria de frente, a lo que más tarde se puso una pizca de acciones “ below line”, los más “fashion” del universo. Ahora es más sencillo aunque no logra la categoría de producto estelar. La receptividad entre la demanda para incrustar las herramientas sociales ha adquirido  el nivel de “santus santorum” desde los ecos de las campañas presidenciales de Obama. Pronto podría disfrarsarse en un “vía crusis” por seguir con el latín. ¿Por qué?

La temática es compleja. En esencia la lucha por cautivar y conquistar en la conciencia del consumidor se manifiesta por lo inclusivo de las tecnologías de comunicación: son atractivas y usadas por la sociedad en mayor o menor medida. Nuestra hipótesis es la siguiente: mientras más personalizada es la mejora en los planteamientos del marketing más rápidamente decaerá. El acceso a la persona supone un alto costo, tanto económico como por la resultante de las acciones. Un ejemplo: el marketing telefónico era una opción razonable en los años 80, ahora es una de las nuevas maldiciones del apocalipsis del marketing tradicional. Es posible que su eficacia decrezca exponencialmente. En otro tiempo, el marketing telefónico era un planteamiento más individualizado que personalizado, a veces bien estructurado. Ahora no es una herejía afirmar que se encuentra en la fase final del ciclo. Sin ánimo de personalizar, este comentario es extensible a las técnicas de CRM.

El desgaste de las nuevas técnicas aumenta en el caso que las campañas no se diseñen con planteamientos de multisoportes.

Otro factor clave es la creencia supersticiosa idea de que la mera posesión de exhaustivas bases de datos conducen al éxito de las campañas. El mito de las bases de datos. Aún en el caso de que las bases de datos sean debidamente tabuladas y analizadas no hay relación directa muy probable entre el sujeto de la base de datos y las consolidación del producto. A menudo contemplo a empresas locales preparar una nueva variante del ‘timo de la estampita’: “Te doy una gorra si me entregas tu email”. Vuelven a confundir individualización del mensaje con personalización o acceso aproximativo.

El tercer factor es el realmente interesante: hay un conjunto de factores que afectan al modo en que las personas viven las nuevas tecnologías de comunicación. Nos encontramos conque las personas desarrollan con ‘velocidad alonsoniana’ una resistencia a las publicidad relacional. Los procesos de desatención involuntaria al conducto publicitario relacional en internet es – o será – un factor en juego y exigirá la planificación de contramedidas por ahora inadvertidas o incluso desconocidas. Podemos apostar que respuesta emocional en los sujetos expuestos a la publicidad “en” o “a través” de redes de forma reiterada sucederán con una reacción de especial virulencia. Mientra más se adentran las técnicas de marketing en la subjetividad e intimidad de las personas más rápido será la obsolescencia de estas técnicas.-

El cuarto factor es sorprendente a la vez que enigmático. No sabemos de qué manera va a modelar las tecnologías de comunicación por internet el sistema de personalidad y creencia de los usuarios. La imprenta cambio la sociedad, la transmisión por internet convirtió al globo terráqueo en un objeto plano y accesible en segundos. La comunicación social, la sociedad de la información, los nuevos comportamientos orientado a redes en internet, un nuevo marco de relaciones en un mundo plano altera parcialmente, de forma gradual o infinitesimal, el sistema de personalidad de los usuarios, y por ende, de la sociedad. ¿Por qué nos inventamos esto? Somos hijos de las infraestructuras.

Tópico: el poder está en manos de los usuarios. En la época en que los usuarios pueden sincronizar sus experiencias por la red y decidir destinos turísticos al margen de la publicidad ordinaria; en los que la suerte del voto electoral se decide cada vez más en foros, blogs, la prensa alternativa, con nuevos de líderes sociales que se propagan de manera horizontales – ¿conocen la regla de los seis grados de separación? – que trasmiten tendencias o ideas en si mismas, sin el empaquetado ideológico de los partidos, decía que en este contexto, algunos maestros del márketing ven la luz de la inspiración y diseñan formas de introducirse en las redes, como un insecto lo hace en la colmena bajo la suposición de que los demás son tontos y un mensaje de felicitación en facebook cambiará tu vida.

Uff. Muy largo este post.